Producimos energía renovable, estable y gestionable

Ence es la primera empresa de España en producción de energía renovable con biomasa forestal y agrícola y, desde 2018 y como parte de nuestra estrategia de diversificación, generamos también energía termosolar en nuestra planta de Puertollano.

Nuestra compañía cuenta con una potencia instalada total de 332 MW, de los cuales 50 MW corresponden a generación termosolar, 13 MW a cogeneración con gas natural y 269 MW a generación con biomasa. Nuestra producción de energía eléctrica se elevó a 1.908 GWh en 2019.

La energía renovable con biomasa tiene un enorme potencial de desarrollo en España. De hecho, es la única energía renovable que presenta un balance económico positivo por los beneficios generados dada su capacidad de creación de empleo, de desarrollo del medio rural y de contribución a la mejora del medio ambiente. En este sentido hay que destacar, además de la captura de CO2, su contribución al cuidado y limpieza de los montes, con una reducción del riesgo de incendios de hasta un 70%, así como el aprovechamiento de la biomasa agrícola, lo que evita su quema descontrolada y contaminante en nuestros campos.

Además, la biomasa es la energía renovable más estable y la única gestionable, sin depender de factores variables como el viento o el agua por lo que podría participar en la sustitución progresiva de la generación con carbón o nuclear.

Diversificación hacia otras energías renovables

Con la adquisición de nuestra planta termosolar de Puertollano en 2018, hemos dado el primer paso en la ejecución de nuestra estrategia de diversificación hacia otras tecnologías renovables, que contempla importantes inversiones en potencias como la generación con biomasa, la termosolar y la fotovoltaica hasta 2023.

Nuestra planta termosolar colinda con la nueva planta de biomasa de 46 MW que hemos construido en la misma localidad, lo que permitirá la hibridación de ambas tecnologías, logrando aumentar la generación en unas 3.800 horas/año de máxima demanda, y convertir un activo renovable no gestionable, como es la energía termosolar, en gestionable, gracias a la capacidad de la biomasa de producir energía de manera programable, firme y estable, y en momentos de alta demanda.

Una planta termosolar sin acumulación por sales genera energía tan solo unas 1.500 horas al año. Con la instalación de una caldera de biomasa, la termosolar puede trabajar ininterrumpidamente cómo mínimo desde las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche, horas de máximo consumo de electricidad.

Ence genera energía en diez plantas de producción

Ence genera electricidad renovable en diez plantas de producción independientes: tres en Huelva, tres en la provincia de Ciudad Real, dos en Córdoba, una en Mérida y una en Jaén. Se trata de plantas de generación que se alimentan de biomasa de origen agroforestal, y en el caso de una de nuestras plantas de Puertollano, de energía solar para producir electricidad.

A estos 316 MW de generación de energía renovable independiente se añaden también 112 MW de cogeneración sostenible y de baja emisión derivados del proceso de producción de celulosa en las biofábricas de Navia y Pontevedra.

Ventajas de la energía con biomasa

Generación de energía renovable, totalmente gestionable

Energía firme y segura

Previene los incendios y evita la quema incontrolada de rastrojos, contribuyendo a disminuir las emisiones de CO2

Un recurso energético autóctono y abundante en España

Potencial de hibridación con otras tecnologías renovables: termosolar y fotovoltaica

La energía que más contribuye al desarrollo y el empleo rural

10 plantas

en funcionamiento

1.908 GWh

de energía producida en 2019

La biomasa agroforestal excedentaria en España

(Datos por CCAA)

  • Los datos ponen de manifiesto el gran potencial de diversas CCAA. Destaca en este sentido la Comunidad de Andalucía, que puede alcanzar una capacidad de generación de energía de 2,7 GWt.
  • También hay que señalar las grandes posibilidades de las comunidades de Castilla-La Mancha y de Castilla y León con un potencial de 1,5 GWt y 1,3 GWt, repectivamente.
  • La Comunidad de Aragón podría instalar 1 GWt de capacidad y Extremadura alcanzaría un potencia de generación de energía de 0,9 GWt. La Comunidad de Valencia puede aspirar a instalar una capacidadd de 0,7 GWt.