Nuestras biofábricas de celulosa cuentan con una tecnología que les permite ser energéticamente autosuficientes, utilizando recursos renovables.

En 2018 Ence Pontevedra generó más de 239 GWh de energía a través de dos turbinas de contrapresión que aprovechan la biomasa derivada del árbol en el proceso de producción de celulosa. La potencia instalada de generación de energía renovable procedente de la biomasa en nuestra biofábrica gallega es de 35 MW.

Ence Navia generó en el mismo año alrededor de 554 GWh de energía renovable. Tras la ampliación efectuada en 2009, nuestra biofábrica asturiana ha duplicado su capacidad de generación eléctrica, alcanzando una potencia instalada de 77 MW a través de una turbina de contrapresión (para lignina) y una turbina de condensación (para biomasa residuo forestal).

Las instalaciones de energía de nuestras biofábricas están integradas en los sistemas de calidad de cada complejo industrial. Cada una de ellas cuenta con las Certificaciones de Calidad según las normas ISO 9001 y de Medio Ambiente ISO 14001, y están presentes en el Registro de empresas adheridas de forma voluntaria al Reglamento Europeo de Ecogestión y Ecoauditoría (EMAS). Asimismo ambas cuentan con el Sistema de Gestión para la Prevención de Riesgos Laborales, certificado según el estándar OHSAS 18001.